¿Existe la suerte a la hora de encontrar trabajo?

Igual que en el mundo de las motos se dice que hay dos tipos de moteros, los que se han caído y los que se van a caer, en el mundo profesional, hay dos tipos de profesionales, los que confían en la suerte y los que confían en la “perseverancia”

Respecto a la suerte:

  1. La “suerte” es muy ocasional, no dura demasiado tiempo y no depende de uno. Sin embargo la “perseverancia” la creamos nosotros mismos, dura siempre y solo depende de nosotros.
  2. Todos quieren tener “suerte”, pero muy pocos son los que se deciden por ser perseverantes, ya que esto requiere esfuerzo y constancia.
  3. Si crees que no tienes “suerte” tal vez sea porque continúas haciendo lo mismo. Para conseguir que las cosas cambien, necesitas cambiar en la forma en la cual buscas trabajo

Las cifras son impresionantes y hablan por sí solas. En el 2018 se crearon en España 384.390 nuevas empresas. Ese mismo año se realizaron 30 apuestas por segundo, lo que hace un total de 946 millones de apuestas con una inversión de  9.408 Millones de euros. Aquí tenemos una prueba clara de la cantidad de gente que tiene iniciativa y la cantidad de gente que cree en la suerte. Es decir 946 millones frente a 384.490 iniciativas; una cosa es iniciativa, y otra muy distinta, apostar.

El otro dato, es un estudio que se hizo en Harvard en 1983 para el cual se entrevistó a toda una serie de estudiantes que habían pasado por sus aulas. Se les preguntaba cuántos de ellos tenían claro lo que querían hacer y si tenían un plan para ejecutarlo. Sólo el 3% declaró que lo tenía claro frente al 97% restante, que aseguró que no lo había pensando, pero que ya lo iría viendo. Esa misma muestra de estudiantes fue de nuevo entrevistada 20 años después,  y se le pidió que enumerara todo lo que había podido acumular a escala patrimonial, de prosperidad y de negocios. Pues bien, ese 3% que había contestado que sabía lo que tenía que hacer o que, por lo menos, lo tenía claro y ya lo había decidido aglutinaba nada más y nada menos que el 98% del valor de todo el grupo: un 3% concentraba el 98% de la riqueza de todo ese grupo.

 

Si quieres por tanto cambiar de trabajo, no confíes en la “buena suerte” y ni tan siquiera solo en la perseverancia. Si quieres dar un salto profesional tienes que hacer lo siguiente:

  1. Definir una estrategia de posicionamiento en el mercado. Nos marcará donde estamos realmente, donde podemos estar a corto plazo y donde podemos estar a medio.
  2. Definir un plan para alcanzar el corto y el medio plazo definido en el punto uno
  3. Tener un Curriculum que pase cribas. Recuerda, el cv no es un documento de venta, es un documento de criba
  4. Tener un perfil de linkedin escrito de tal forma que los motores de búsqueda de linkedin te posiciona en las primeras posiciones de los motores de “recruiter” (herramienta que vende linkedin a los head hunter y directores de RRHH para buscar perfiles. No llega con estar, tienes que aparecer en las primeras posiciones
  5. Una buena foto dice mucho de ti
  6. Saber donde se busca trabajo; Webs, Head hunter, como se trabaja el mercado oculto y como se hace una estrategia de las empresas diana
  7. Finalmente saber preparar entrevistas: Cuales son las claves, que no se debe hacer, como explicar situaciones complejas, y finalmente como se negocia un salario.